Evitar las estafas a través de nuestras evaluaciones

Artículo de Sylvie Martin

Para perder peso con éxito, debes evitar estos 6 errores de entrenamiento

Actualizado el 26 diciembre 2023.

pixel transapente
Errores de entrenamientoSi llevas varias semanas haciendo ejercicio y todavía no has empezado a ver resultados, es muy probable que lo estés haciendo de forma incorrecta o que estés cometiendo errores de entrenamiento.

Ser consciente de la forma incorrecta de entrenar y del efecto que esto tendrá te ayudará sin duda a sacar el máximo partido a tus sesiones deportivas.

También te ayudará a ver más rápidamente los resultados de tus esfuerzos en tu peso y tu figura.

En general, pocos de nosotros conseguimos hacer ejercicio correctamente desde el principio.

De hecho, cuando se observan los ejercicios propuestos en un programa, no parecen demasiado complicados de hacer. Pero a la hora de ponerlos en práctica, se cometen errores.

Si estás preparado para ser tu propio entrenador y crear tu propio plan de entrenamiento para quemar más grasa de forma eficiente, aquí tienes seis ejemplos de errores comunes en el entrenamiento que debes evitar a toda costa.

1. Contar calorías, el error de entrenamiento más común

Contar caloríasBasar la calidad de tu entrenamiento únicamente en el número de calorías que quemas durante la sesión no tiene sentido.

Es uno de los mayores errores de entrenamiento que debes evitar.

Al hacer ejercicio, hay que tener paciencia. Ten en cuenta que los progresos se hacen poco a poco. No puedes saltarte etapas.

Tener un objetivo bien definido y elegir y respetar tu método son factores muy importantes si quieres perder peso con buena salud.

Por lo tanto, sería más interesante concentrarse en la naturaleza de sus movimientos que en la cantidad de grasa quemada.

El verdadero beneficio de tu actividad física proviene de lo que haces con tu cuerpo durante el ejercicio, no del número de calorías quemadas en una sola sesión.

2. Hacer demasiado entrenamiento con pesas

Todos tenemos en mente modelos “perfectos” de hombres y mujeres a los que queremos parecernos.

Si no quieres decepcionarte, intenta centrar tu energía en tu propio objetivo de pérdida de peso y en ti mismo.

No pasa nada si de vez en cuando haces algún movimiento de culturismo. Pero si no tienes la fuerza física para este tipo de ejercicio, será uno de los errores de entrenamiento que debes evitar.

Es cierto que el entrenamiento con pesas tiene una serie de beneficios, ya que ayuda a fortalecer los huesos, aumentar la masa muscular y mejorar el estado de ánimo y la productividad.

Pero hacerlo en cada sesión de ejercicio no es realmente una buena idea si quieres perder peso.

3. Tomar bebidas energéticas justo después de una sesión de entrenamiento

A menos que hayas estado trabajando continuamente durante 90 minutos, probablemente no necesites bebidas deportivas, batidos o barritas energéticas.

Consumirlas en exceso es uno de los errores de entrenamiento más comunes.

Estas bebidas se basan esencialmente en hidratos de carbono y suelen contener niveles muy elevados de cafeína, azúcar y otros estimulantes.

Es cierto que este tipo de bebidas aumentan los niveles de energía. Sin embargo, estudios científicos recientes han demostrado que también pueden aumentar la tensión arterial.

Incluso pueden tener riesgos importantes para la salud, sobre todo para las personas que ya padecen hipertensión arterial u otras enfermedades cardiovasculares.

En su lugar, beba agua para hidratarse de vez en cuando entre ejercicio y ejercicio.

Si tu sesión de ejercicio es lo primero que haces por la mañana, entonces sí, debes comer justo después.

Sin embargo, asegúrate de incluir una buena cantidad de proteínas y grasas. Esto ayudará a tus músculos a recuperarse rápidamente.

Lee también: Recetas de zumos sencillos y naturales para perder peso y mantenerte en forma¡!

4. Hacer demasiado cardio, uno de los errores de entrenamiento más comunes

Si tu actividad física consiste en trotar regularmente en una cinta, montar en bicicleta o cualquier otra actividad con un ritmo cardíaco excesivamente alto, debes ser consciente de que te estás cansando para obtener resultados menos duraderos.

El ejercicio cardiovascular es ciertamente conocido por su eficacia en la pérdida de peso. Sin embargo, excederse también es uno de los errores de entrenamiento que hay que evitar.

De hecho, las sesiones intensivas de entrenamiento cardiovascular son una fuente de estrés.

¿Por qué?

Porque aunque quemes más calorías, tu nivel de cortisol (hormona del estrés) aumenta al mismo tiempo.

La secreción prolongada de esta hormona provoca un aumento de los niveles de azúcar en sangre.

Como resultado, es probable que tus glándulas suprarrenales se agoten.

Con el tiempo, esto le expondrá a una serie de problemas de salud, como hipertensión, depresión y diabetes.

Peor aún, es posible que acumules más grasa abdominal en lugar de perderla.

No hay nada malo en hacer sesiones de cardio a un ritmo fácil o moderado de vez en cuando (una vez a la semana, por ejemplo).

Pero basta con caminar despacio durante una hora al día para reducir los niveles de cortisol de tu cuerpo.

Este sencillo ejercicio te permitirá quemar más grasa abdominal sin matarte en la cinta y respetando los límites de tu cuerpo.

También puedes optar por posturas de yoga. Son menos estresantes y pueden ayudarte a perder peso.

5. Compensación calórica post-entrenamiento

compensación calórica post-entrenamientoPor la noche, después de una excelente sesión, sales a cenar algo delicioso.

Y para recompensarte por el esfuerzo realizado, te permites un brownie extra o un helado de postre.

Te atreves a hacerlo porque crees que ya has quemado suficientes calorías esta mañana.

Este es también uno de los errores de entrenamiento que debes evitar si no quieres sabotear tu programa de pérdida de peso.

En general, pensamos que después de quemar suficientes calorías durante las sesiones cortas de deporte, tenemos derecho a compensarlo con comidas copiosas.

Todos estamos de acuerdo en que después de una buena sesión de ejercicio, el hambre se suele sentir más rápidamente. Pero no comas cualquier cosa.

Olvídate de alimentos como las carnes ahumadas, que no harán más que acidificar tu organismo. En su lugar, opta por alimentos sanos ricos en proteínas, como legumbres, frutos secos, etc.

Un buen plátano o cualquier otra fruta fresca es una muy buena alternativa para reponer fuerzas y compensar la falta de glucógeno agotado durante tu sesión deportiva.

6. Entrenar con demasiada frecuencia es uno de los errores de entrenamiento más comunes.

Entrenar bien no significa hacer sesiones deportivas intensivas todos los días.

Si quieres perder peso de forma sostenible y sensata, tómatelo con calma.

Hacer deporte todos los días nunca ha sido una buena idea. Menos aún si acabas de incorporar el ejercicio a tu rutina diaria.

Es uno de los errores de entrenamiento más comunes.

Entrenas siete días a la semana, estás motivado y quieres alcanzar tu objetivo lo antes posible.

Pero a pesar de todos tus esfuerzos, sigues sin ver los resultados que te propones.

¿Por qué?

Porque tu cuerpo necesita descansar para recuperarse.

Las sesiones consistentes en movimientos repetitivos no te ayudarán a perder peso.

Al contrario de lo que esperabas, tu cuerpo empezará a quemar menos calorías para preservarse durante el esfuerzo que le dedicas cada día.

Peor aún, corres el riesgo de sufrir complicaciones como desgarros musculares o cualquier otra complicación temporal que te impida continuar y mantener el ritmo de tu actividad física.

Así que lo mejor es tomárselo con calma y evitar excederse. Marca siempre pausas durante tus sesiones de ejercicio.

Acuérdate también de tomarte unos días de descanso al final o a mitad de semana, e intenta hacerlo con regularidad.

Una última palabra…

Por último, no olvide que combinar una dieta adecuada con ejercicios específicos bien adaptados al cuerpo es la única combinación segura y saludable que conduce a un cambio físico significativo y duradero.

La pérdida de peso depende de estos dos elementos.

Para los aficionados a los complementos alimenticios, ¡recuerden que estos productos son sólo una ayuda que debe formar parte de un programa global de adelgazamiento!

Nunca confíe únicamente en los complementos adelgazantes. No existen las píldoras mágicas.

La consecución de su objetivo de pérdida de peso debe ir acompañada de esfuerzos a todos los niveles.

Así que procura mantener un estilo de vida saludable, comer sano y dormir lo suficiente.

Y, por supuesto, haz ejercicio de forma regular y correcta, teniendo en cuenta los errores de entrenamiento que acabamos de mencionar.

Lea también: ¡Mantén una rutina de ejercicio regular con un buen plan de entrenamiento!


Compartir este Artículo!