Evitar las estafas a través de nuestras evaluaciones

Artículo de Corinne Kepler

Gastrectomía en manga o cirugía bariátrica

Actualizado el 16 noviembre 2023.

pixel transapente
Gastrectomía en manguitoLa gastrectomía en manga, también conocida como cirugía bariátrica, es una de las técnicas quirúrgicas más practicadas, junto con el bypass, la banda gástrica y el balón intragástrico.

En el caso de la banda gástrica, ya hemos hablado de las soluciones quirúrgicas disponibles para combatir la obesidad (consulte nuestro artículo sobre la banda gástrica AQUÍ).
Con la obesidad en aumento y convirtiéndose en un importante problema de salud nacional e internacional, la investigación médica es muy activa en la búsqueda de soluciones para ayudar a las personas que sufren de esta dolencia.

La banda gástrica es actualmente el procedimiento antiobesidad más popular, y a menudo se presenta erróneamente como una operación milagrosa porque permite perder peso rápidamente en los primeros meses.
Nuestro artículo se propone descifrarle esta famosa operación.

cirugía bariátrica-manguito

¿Quién puede beneficiarse de un Sleeve?

El Sleeve, al igual que otras operaciones de cirugía de la obesidad, está destinado a las personas que padecen una obesidad grave, conocida como obesidad mórbida. El IMC debe ser superior a 40, o superior a 35 si el paciente sufre trastornos relacionados con el peso (diabetes, apnea del sueño, etc.). Pero eso no es todo, y deben cumplirse otras condiciones para poder optar a una manga.

  • El peso debe ser estable;
  • El paciente debe haber seguido ya una dieta, sin éxito;
  • Ser mayor de 18 años;
  • Estar dispuesto a cambiar radicalmente sus hábitos alimentarios;
  • Estar dispuesto a reanudar una actividad física regular y creciente;
  • Estar dispuesto a someterse a un seguimiento regular por parte de un equipo multidisciplinar.

¿En qué consiste la operación Sleeve?

operación-manguitoLa cirugía del manguito consiste en restringir la ingesta de alimentos con el fin de reducir el aporte calórico diario.
Para ello, se reduce quirúrgicamente el tamaño del estómago, lo que obliga al paciente a ingerir pequeñas cantidades de alimentos con mayor frecuencia.

La operación en sí corta la bolsa del estómago para que forme una especie de manga. El tubo restante se grapa a lo largo de todo el estómago para cerrarlo. De este modo, el estómago se encoge y resulta imposible comer mucho de una vez.
concepto de manga
La manga es una operación irreversible (a diferencia de la banda gástrica, por ejemplo), ya que simplemente se retira una parte del estómago.
La operación suele durar entre 1 y 3 horas, y requiere hospitalización durante unos 5 días.

Descripción de la intervención:

Antes del Sleeve, un seguimiento completo

Como esta operación es irreversible, es indispensable estar bien preparado.
Someterse a una operación de este tipo y perder varias decenas de kilos en poco tiempo tiene consecuencias importantes. Desde el punto de vista de la imagen corporal, de las relaciones sociales y de la modificación de los hábitos alimentarios, el cambio es importante y debe ser objeto de una verdadera reflexión y de una preparación minuciosa.

Varios meses antes de la operación, son necesarias varias reuniones con diferentes profesionales de la salud y miembros del personal.
El paciente consultará a un endocrinólogo, un psiquiatra, un dietista, un gastroenterólogo, un cardiólogo, un neumólogo, un radiólogo, un anestesista y el cirujano encargado de la operación.
Diversos exámenes (análisis de sangre, electrocardiograma, gastroscopia, ecografía abdominal y cardíaca, exploración funcional respiratoria, radiografías) permitirán establecer :

  • Una evaluación completa de la obesidad y del estado de salud del paciente, incluidas las posibles afecciones médicas;
  • Una evaluación psiquiátrica, que puede ir seguida de un tratamiento psicoterapéutico si es necesario;
  • Una evaluación de la actividad física y de los hábitos alimentarios.

Hospitalización

La hospitalización para una operación de manguitos se programa o bien la víspera, para una operación a la mañana siguiente, o bien la mañana del mismo día, para una operación el mismo día.
En el primer caso, el paciente está en ayunas desde medianoche; en el segundo, puede tomar un desayuno ligero antes de las 8 de la mañana.

La operación se realiza bajo anestesia general por laparoscopia.
Tras la operación, la paciente pasa a recuperación y permanece ingresada 5 días.

Al final de la operación se coloca un pequeño tubo (llamado Redon). Sale por un pequeño orificio de la pared abdominal y sirve para aspirar las secreciones resultantes de la operación.
El Redon se retira dos o tres días después de la operación.
También se recetan analgésicos, primero por vía intravenosa y luego por vía oral, para aliviar el dolor postoperatorio.

No es posible comer durante varios días después de la operación, y el cirujano puede aceptar un vaso de agua al día siguiente de la operación.
Un fisioterapeuta también está a su disposición para ayudar al paciente a sentarse y ofrecerle ejercicios suaves de sedestación.

Después del Sleeve, una dieta controlada y un estrecho seguimiento

Después de la operación, es esencial volver a comer poco a poco para no llenar el estómago, que aún está cicatrizando.

He aquí algunas pautas generales para la alimentación postoperatoria:

– Semana 1: Se empieza la semana con alimentos exclusivamente líquidos (agua, té, caldos) y luego se va espesando progresivamente con sopas espesas, purés suaves, compotas, yogures, queso fresco o incluso potitos.
– Semanas 2 y 3: Alimentos de textura blanda, ni demasiado secos ni demasiado fibrosos (por ejemplo, manzanas cocidas, pisto, huevos revueltos, etc.).
– Semana 4: Vuelta a una alimentación normal pero controlada.
Es esencial comer despacio y parar a los primeros signos de saciedad.

Después del primer mes:

  • Divida su alimentación en tres comidas, más 1 ó 2 tentempiés según sus necesidades;
  • Varíe su dieta;
  • Coma sólo trozos pequeños;
  • Mastique durante mucho tiempo y trague varias veces;
  • Beba lo menos posible con las comidas;
  • Deje de comer en cuanto se sienta saciado;
  • Vigile sus dientes.

Un seguimiento estrecho por parte de un dietista o de su médico de cabecera le ayudará a evitar carencias de vitaminas y oligoelementos.

Pero también :

  • Beba fuera de las comidas, a menudo en pequeñas cantidades;
  • Reanudar una actividad física regular (caminar para empezar, a razón de 3 veces 30-40 minutos por semana).

¿Cuáles son los resultados de un Sleeve?

La manga conlleva cambios importantes.
La autonomía de movimiento, a menudo impedida en casos de obesidad grave, se restablece progresivamente; los problemas asociados al exceso de peso se reducen, y en muchos casos desaparecen por completo (ronquidos, apnea del sueño, etc.); la sensación de hambre se reduce.

En la práctica, la vida cotidiana después de la cirugía en manga cambia radicalmente, sobre todo en lo que se refiere a las comidas.
La sensación de saciedad se produce tras unos pocos bocados, y la cantidad de comida consumida equivale generalmente a 1 bote de yogur por comida.
La báscula mostrará progresivamente una pérdida de peso significativa, lo que permitirá volver a un estilo de vida más activo y una mayor confianza en uno mismo.
Toda la relación con el propio cuerpo, la propia imagen, pero también con los demás, cambia.

¿Existen riesgos de complicaciones tras una operación de manga?

Las complicaciones tras una operación de manga son poco frecuentes, pero pueden ser graves. Existen 3 complicaciones principales:

  • Hemorragia: puede producirse si una grapa daña un vaso;
  • Fístula: suele producirse poco después de la operación y se debe a una presión excesiva en el estómago.
    Este exceso de presión puede hacer que las grapas se rompan y tengan fugas, provocando abscesos o peritonitis.
  • Estenosis: Se trata de un estrechamiento excesivo del estómago, que se produce si se ha extraído demasiado estómago durante la operación.

¿Es la cirugía en manga una buena o mala solución para la obesidad?

Las opiniones sobre la cirugía en manga están divididas.
La operación está muy extendida en Francia (13.000 personas se sometieron a ella en 2011), pero por desgracia no siempre por las razones correctas.
Es importante ser consciente de las graves consecuencias de la cirugía en manga, y no creer que representa una solución milagrosa.
La manga no prescinde en absoluto de un cambio radical en los hábitos alimentarios y de ejercicio.
Las complicaciones no son inexistentes, y la operación es irreversible, lo que constituye un verdadero inconveniente. Otro factor que no debe pasarse por alto es el elevado coste de la operación.

Sólo debe tomar este tipo de decisión en función de su situación personal y después de considerarlo detenidamente.


Compartir este Artículo!